viernes, 19 de febrero de 2010

Un libro que no tiene desperdicio


El título ya no nos deja indiferentes: "La reina que dio calabazas al caballero de la armadura oxidada" en unas aproximadas 300 paginas, la autora nos adentra en un mundo fantastico de reinas y damiselas de diadema floja, basandose en muchos prejuicios y estereotipos que ironicamente desmonta, nos hace disfrutar de una lectura enriquecedora, amena, rompedora, con un vocabulario que no se corta en absoluto, llama a las cosas por su nombre y sobretodo quiero destacar que se centra en potenciar el autoestima, porque ¿quien nos va a querer si no empezamos nosotros mismos por querernos?
Me encantó el libro y ha llegado a mis manos en un momento en el que me vienen bien este tipo de consejos que en el podemos encontrar.
Os lo recomiendo.
Un fragmente que me encantó:
"No te niegues la vida, no te quites la corona para parecer menos alta,
y así tu caballero de armadura demasiado oxidada se sienta cómodo en su altura junto a ti"