jueves, 1 de noviembre de 2007

Día de los Santos, ¿triste?

Hoy es un día muy especial para todos los cristianos (ya sean o no practicantes) ya que es el día en que se visita a las personas que físicamente ya no están con nosotros. A parte de mi opinión sobre este día me remonto varios años atrás, no se si 5 ... pero andará cerca la cosa. Por aquella época solo había fallecido uno de mis abuelos y como ya hacía varios años la visita al cementerio solo significaba una cosa para mi: ir al pueblo de mi madre y reencontrarme con las personas que solo veía en ese lugar y en esta fecha, me preparaba para la ocasión e, incluso, solía estrenar algo de ropa. El atuendo lo decidía días antes, seguramente por el hecho de ser una chica y porque, además, después de la visita volvía a mi pueblo y me iba de fiesta, sí, sí, de marcha!! (en otro post os contaré la fiesta que había en mi pueblo los domingos por la tarde)

Aquel día, después de comer, me puse mis pantalones rojos y de arriba una especie de vestido negro de gasa transparente, me maquillé lo justo y me puse un collar de abalorios fabricado por mi para la ocasión. Acompañé a mi familia a la típica visita y al regresar a mi pueblo me dispuse a salir de fiesta con mis amigas. Llegamos al primer bar al que solíamos ir, ya teníamos nuestra ruta marcada, todo estaba lleno de gente, el buen rollo se respiraba en el ambiente, comenzamos con nuestro cachondeo, saludando a conocidos y bailando hasta que los zapatos comenzaron a pasarnos factura. Dimos una vuelta por todo el pub, pero... ninguna silla libre!! al cabo de un rato, Clara y yo, divisamos dos sillas vacías al lado de una mesa, genial!! pero en esa mesa había otras dos sillas ocupadas por dos chicos ... :-( pero ni cortas ni perezosas nos acercamos para comprobar qué pasaba, no sabíamos cómo empezar asi que les pedimos permiso para sentarnos y les retamosa a una partida de cartas (sin ninguna intención de jugar, más que nada pq no sabíamos). Los dos chicos parecieron majos, charlamos un rato y echamos unas risas y se fueron. En el siguiente bar nos los volvimos a encontrar y hablamos, el siguiente domingo volvimos a coincidir y hablamos, y hablamos y hablamos.... sobretodo yo, con uno de ellos.

No se lo que pasó pero en el mes siguiente siempre acabábamos charlando, daba igual el bar que fuera o el tema, pero siempre acabábamos juntos, nos dimos los teléfonos y yo no recordaba su nombre!!! que vergüenza al tenerlo que preguntar, le dije: y cómo guardo este número en la agenda del móvil??? los mensajes comenzaron a sucederse, alguna llamada para vernos esa noche hasta que el 25 de diciembre de ese mismo año (mientras sonaba de fondo la banda sonora de mi libro preferido: El libro de la selva) el chico se disponía a despedirse cuando de forma mágica nos besamos....

Ahora somos pareja, nunca olvidaré ese primer beso ni cuando me acerqué a él para sentarme, debo agradecérselo a mis zapatos?? jejejeje

Porque desde entonces han pasado muchas cosas, pero sobretodo por lo feliz que me ha hecho estos dos años debo decir que el día de todos los santos no es un día triste

Y quiero dejar claro que esa noche no salí con ganas de ligar, éstaba cansada de chicos, había salido de una mala relación y solo quería divertirme pero el destino te cruzó en mi camino, gracias Agus!!!

7 comentarios:

sacris dijo...

Es un recuerdo muy bonito! Me ha gustado leerlo :)

1bsto y buen dia!

Ana la Rana dijo...

¡Que bonito! :) y es que el amor nunca sabes por dónde aparecerá ¿Verdad? ;)

Para mí el día de Todos los santos es muy bonito también, pero por otro motivo, pues, como habrás leído por ahí es el cumple de mi hermano, y desde siempre es fiesta en casa de mis padres :) además en casa nunca hemos sido tradicionales con el tema de los cementerios...

Salud! y hasta pronto!

Alana dijo...

Me ha encantado, es genial tener un recuerdo tan bonito que ensombrezca los tristes.

Esas son las casualidades de la vida, quizás los zapatos, pero en cualquier lugar y en cualquier momento puedes conocer a una persona tan maravillosa que se quede en tu vida el resto de ella.

Lisa dijo...

sacris: la verdad es que suena bien, me alegro de haberte hecho pasar un rato entretenido

ana la rana: por eso dicen que es imprevisible, jeje. Ya leí lo del cumple de tu hermano, estuvo genial!!!

alana: la verdad es que espero realmente que no salga nunca de mi vida. Hay que intentar siempre mirar los mejores momentos..La botella medio llena, ya sabes, no?

CID dijo...

Es una historia muy bonita. ¿La vida es un cumulo de casualidades o existe un destino prefijado? En cualquier caso hay que disfrutarla ;)

ERTAI dijo...

Es una bonita historia :-) muchas gracias por compartirla con nosotros :-) Algun dia de estos, os contare como conocí a Marta y como me vine a vivir de Vcia a Bcn...

jejejeje con razón el dia de todos los santos, es un dia feliz! :-)


un besito.

Lisa dijo...

CID: no se si existe el destino o no, pero estamos de acuerdo, Carpe Diem!!!

ertai: no hay nada que agradecer. Gracias a ti por leerme. Espero tu post en breve qu eya me has dejado intrigada. Un beso a ti tb